Lorenzo y Elías fueron los reyes de la noche

| 13 octubre, 2010

fuente: as.com
Los flamantes campeones del mundo 2010 acabaron festejando juntos sus títulos de MotoGP y Moto2 en una espectacular discoteca con piscina en Kuala Lumpur, muy próxima a las Torres Petronas.

A falta de Brasil y su samba, si hay un sitio divertido para celebrar un título lejos de casa es Kuala Lumpur, en Malaisia, con un centro neurálgico financiero de día e intensa vida nocturna. Allí fue donde Jorge Lorenzo y Toni Elías acabaron festejando juntos sus brillantes títulos de MotoGP y Moto2, hasta altas horas de la madrugada y con infinidad de chapuzones en una piscina que recordaron a la explosión de alegría de Álex Crivillé en 1999 por su título de 500cc, en Río de Janeiro.

«Ha sido la mejor fiesta de mi vida», dijo Lorenzo al día siguiente, el de la dulce resaca que deja la victoria, como resumen de lo vivido en su mayor momento de gloria. Yamaha se rascó el bolsillo como merecía la ocasión y organizó una espectacular celebración en la discoteca Luna Bar, situada curiosamente en el piso 34, el mismo número de títulos que acumula España con el último del mallorquín, en la que la mayor atracción fue la piscina. Todo el que entraba por la puerta acababa en el agua, en la mayoría de los casos con la ropa, y no se libró de ello ni el jefazo de Yamaha, Lin Jarvis.

Música y alegría.
Entre los momentos culminantes, una coreografía de Lorenzo y su grupo más próximo de trabajo con la canción de Pink Floyd en versión house de ‘The Wall’ (El Muro). El tricampeón estuvo en su salsa, feliz y natural como la vida misma. En un momento dado, sorprendió al personal al aparecer en un escenario disfrazado de Mario Bros, el personaje que escogió para celebrar este título y mostrar el mensaje ‘Game Over’ (partida terminada). A su lado, su amigo Ricky Cardús en el papel de Luigi, y juntos, apuntados por un cañón de luz, se marcaron varias canciones en la que no podía faltar un tema de los ‘Red Hot’ y el ‘We are the champions’ que corearon todos los asistentes.

Cuando parecía que todo llegaba a su fin, apareció por allí Elías, que aceptó la invitación de Lorenzo y Kuala Lumpur se incendió de nuevo. El catalán comenzó la noche con una cena familiar y de equipo en un restaurante del hotel Pan Pacific. Ahí sí que se acordó de felicitar a su madre por su cumpleaños y luego subió hacia la piscina para desmelenarse del todo. Ambos pilotos cantaron juntos el campeones, campeones de rigor y el yo soy español, español, español.. casi hasta el amanecer.

Se despidieron con un emocionado abrazo y la esperanza de poder repetir celebración algún día, aunque entonces difícilmente podrá ser a la vez, porque para 2011 deben volver a ser rivales en la pista.

Categiría: MotoGP

Comentarios (3)

URL de seguimiento | Feed RSS de comentarios

  1. admin dice:

    fuente: as.com
    Los flamantes campeones del mundo 2010 acabaron festejando juntos sus títulos de MotoGP y Moto2 en una espectacular discoteca con piscina en Kuala Lumpur, muy próxima a las Torres Petronas.

    A falta de Brasil y su samba, si hay un sitio divertido para celebrar un título lejos de casa es Kuala Lumpur, en Malaisia, con un centro neurálgico financiero de día e intensa vida nocturna. Allí fue donde Jorge Lorenzo y Toni Elías acabaron festejando juntos sus brillantes títulos de MotoGP y Moto2, hasta altas horas de la madrugada y con infinidad de chapuzones en una piscina que recordaron a la explosión de alegría de Álex Crivillé en 1999 por su título de 500cc, en Río de Janeiro.

    «Ha sido la mejor fiesta de mi vida», dijo Lorenzo al día siguiente, el de la dulce resaca que deja la victoria, como resumen de lo vivido en su mayor momento de gloria. Yamaha se rascó el bolsillo como merecía la ocasión y organizó una espectacular celebración en la discoteca Luna Bar, situada curiosamente en el piso 34, el mismo número de títulos que acumula España con el último del mallorquín, en la que la mayor atracción fue la piscina. Todo el que entraba por la puerta acababa en el agua, en la mayoría de los casos con la ropa, y no se libró de ello ni el jefazo de Yamaha, Lin Jarvis.

    Música y alegría.
    Entre los momentos culminantes, una coreografía de Lorenzo y su grupo más próximo de trabajo con la canción de Pink Floyd en versión house de ‘The Wall’ (El Muro). El tricampeón estuvo en su salsa, feliz y natural como la vida misma. En un momento dado, sorprendió al personal al aparecer en un escenario disfrazado de Mario Bros, el personaje que escogió para celebrar este título y mostrar el mensaje ‘Game Over’ (partida terminada). A su lado, su amigo Ricky Cardús en el papel de Luigi, y juntos, apuntados por un cañón de luz, se marcaron varias canciones en la que no podía faltar un tema de los ‘Red Hot’ y el ‘We are the champions’ que corearon todos los asistentes.

    Cuando parecía que todo llegaba a su fin, apareció por allí Elías, que aceptó la invitación de Lorenzo y Kuala Lumpur se incendió de nuevo. El catalán comenzó la noche con una cena familiar y de equipo en un restaurante del hotel Pan Pacific. Ahí sí que se acordó de felicitar a su madre por su cumpleaños y luego subió hacia la piscina para desmelenarse del todo. Ambos pilotos cantaron juntos el campeones, campeones de rigor y el yo soy español, español, español.. casi hasta el amanecer.

    Se despidieron con un emocionado abrazo y la esperanza de poder repetir celebración algún día, aunque entonces difícilmente podrá ser a la vez, porque para 2011 deben volver a ser rivales en la pista.

  2. 2fast4you dice:

    jijijijiji devio ser pekeña la fiesta jijijiji XD

  3. ruben78 dice:

    Calla calla chufas no me hables de fiestas jiji

Hosting SSD Wordpress